TAJOS

Las demás empresas, en el mejor de los casos lo hacen por medio de tajos, excavaciones a cielo abierto que si bien, son las menos peligrosas para la vida y la salud de los mineros, el daño ambiental que provocan es brutal. Pero además, con la complacencia de las autoridades federales, estatales y locales, no hay ninguna reparación del daño ambiental.